Ingeniería y privatización

Los ingenieros mas influyentes de Colombia se quejan del deterioro en los últimos años de la ingeniería en las universidades y en el campo laboral. Sin embargo, en uno de los simposios mas importantes del sector, el principal tema tratado es cómo incentivar la privatización y venta de entidades nacionales a compañías internacionales. Pareciera que no entienden que la crisis es causada por lo que tratan de incentivar.

Hoy en día, cuestionar las políticas de privatización y el neoliberalismo profesados por las entidades de crédito internacional está mal visto. Se asume de entrada que lo que dichas entidades recomiendan es lo más conveniente para los paises deudores; promueven programas de capacitación en los que convencen a sus participantes de los beneficios de endeudarse.

¿Qué pasa cuando dar agua a comunidades ya no es negocio para las entidades internacionales que compraron los acueductos? Lo que le conviene a los colombianos sólo les interesa a las compañías internacionales mientras produzca ganancias para sus accionistas.

El mayor segmento de la economía colombiana es la exportación de recursos naturales no renovables como petroleo, gas natural y carbón. Por otro lado, la deuda externa nacional es el doble del total de exportaciones del país en un año.

Al conectar estos hechos, entendemos que entidades extranjeras se llevan lo que el país produce (en su mayoría recursos naturales no renovables) para pagar la deuda estatal y sus intereses. Este no es un fenómeno nuevo; a lo largo de la historia los paises han seguido el mismo patrón; lo único que ha cambiado es la jerga de economistas que hoy se utiliza para describirlo. Privatización y captación de capitales internacionales es sólo otra forma de llamar al colonialismo.