Consequencias y no causas

Mientras los estadounidenses no reconozcan que sus políticas internacionales determinan lo que otras naciones sienten por ellos, darán todo su presupuesto nacional a Lockheed-Martin, usarán armas nucleares en el Medio Oriente y dejarán que su estado les prive de todos sus derechos civiles en aras de protegerlos. A pesar de todas estas medidas desesperadas, seguirán padeciendo del horripilante terrorismo.