Maya

Creamos estructuras para tratar de detener el cambio y alcanzar la permanencia. Luchamos una batalla perdida por la inmortalidad.

Maya, son las estructuras sociales, los protocolos y las tradiciones; es olvidar que todo es un juego, que estamos tan solo soñando.

Los estados y las corporaciones (que ultimadamente son lo mismo) se creen eternos. Nosotros, sus integrantes, fácilmente olvidamos que esto es Maya y ponemos por encima de todo el ganar el juego. Un juego en el que no hay cabida para lo que es realmente importante: la compasión.