Fama

Si esa mañana el titular del periódico contiene mi nombre, habré alcanzado la fama pero no importará. De todas formas mi nombre estará en los obituarios. Nunca leeré esa edición.