La naturaleza de las preguntas que hacemos determina el tipo de respuestas que obtenemos.