Las premoniciones sobre el futuro se nos presentan como actos de libre albedrío.