Lo importante no es ganar, sino comprender que tan solo es un juego.